mujer embarazada con corazón que simboliza el RCP en embarazadas

RCP en embarazadas: Conoce cómo se realiza este procedimiento


Un paro cardíaco ocurre cuando el corazón deja de latir de forma repentina. Cuando esto sucede, también se detiene el suministro de sangre al cerebro y partes del cuerpo por lo que, si no se actúa en pocos minutos, podría llevar a la muerte.

Expertos médicos aseguran que las muertes por paros cardíacos podrían evitarse en su mayoría realizando las operaciones de reanimación adecuadas. En España, solo el 30% de los españoles saben realizar reanimación cardio-pulmonar (RCP), es decir, únicamente 3 de cada 10 ciudadanos españoles.

Es importante que no solo los médicos y profesionales sanitarios sean los que realicen estas maniobras, también los propios ciudadanos pueden hacerlo ya que, es muy importante que se mantenga la circulación respiratoria hasta que llegue la ayuda médica.

Cuando se da un caso de paro cardíaco en una mujer embarazada, en general ocurre que existe poco conocimiento acerca de cómo realizar la RCP. Ante estas dudas es importante conocer las maniobras de actuación que hay que tomar y el tiempo preciso para ejecutarlas debido a su importancia. Se hace menos eficaz y más complicada una reanimación durante la gestación.

Aunque la RCP para embarazadas es muy similar a la RCP para adultos, existen diferencias muy relevantes. La característica más importante el mayor temor que sufren quienes se enfrentan a esta situación es que dos vidas dependen de la habilidad del equipo de reanimación, la madre y el feto.

¿Qué hacer en caso de que una mujer embarazada se encuentre en parada cardíaca?

Se ha demostrado que existe desconocimiento acerca de cómo socorrer a una mujer embarazada que presenta un paro cardíaco. Debido a que presentan variaciones fisiológicas y anatómicas (principalmente después de las 20 semanas de embarazo), obliga a los profesionales a tener en cuenta estas variantes a la hora de realizar las maniobras de manera correcta.

Algunos de los factores clave a tener en cuenta para que exista mayor supervivencia ante una maniobra RCP, son los siguientes:

  • Reconocimiento precoz y aviso a sistemas de emergencia
  • Inicio de las maniobras de reanimación básicas de forma precoz
  • Desfibrilación precoz
  • Cuidados post-parada cardiorrespiratoria

Ante una persona en parada cardiorrespiratoria, lo primero que hay que hacer es avisar a un cuerpo de emergencia e iniciar una RCP lo más pronto posible. Cuando se disponga de un desfibrilador externo, este se deberá utilizar lo antes posible (en los primeros 5 minutos de una parada cardio-respiratoria), se conectará y se seguirán las instrucciones.

¿Qué hay que tener en cuenta al realizar una RCP a embarazadas?

Hay aspectos que son necesarios conocer antes de realizar las técnicas de reanimación en la mujer embarazada:

  • Valorar la edad gestacional y la viabilidad fetal
  • Riesgo durante el embarazo
  • Soporte vital básico (SVB)
  • Si se encuentra con un embarazo inestable
  • Consideraciones neonatales
  • Manejo de desfibriladores
  • Conocimiento médico sobre reanimación

¿Cómo hacer una maniobra RCP a embarazadas?

  1. Lo primero que se debe hacer es poner a la mujer boca arriba y comenzar la maniobra RCP. Es muy importante que el cuerpo no se desplace del lugar donde se encuentra, que no sufra mucho movimiento, pero sí que es necesario que esté tumbado sobre una superficie plana.
  2. Una vez preparado el cuerpo, se procederá a realizar las compresiones torácicas de forma habitual, con movimientos rápidos y concretos y empujando con fuerza en el centro del pecho. Las velocidades deben ser de al menos 100 comprensiones por minuto en ciclos de 30 comprensiones y dos respiraciones.
  3. Sería conveniente contar con un desfibrilador ya que es un instrumento que permite reiniciar la actividad eléctrica y recuperar el ritmo cardíaco del corazón.
  4. Se debe administrar oxígeno.
  5. Establecer un acceso venoso por arriba del diafragma.
  6. Evaluar la hipotensión.
  7. Identificar causas reversibles y tratarlas tan pronto se pueda.
  8. Una vez recuperada la víctima, se debe poner de lado izquierdo para así, descomprimir los vasos abdominales y recuperar el flujo sanguíneo.

¿Se puede usar DEA o DESA en embarazadas?

Para el manejo de las arritmias ventriculares durante el embarazo, se puede hacer uso de un desfibrilador DEA (Desfibrilador Externo Automático) o de un DESA (Desfibrilador Externo Semiautomático). Bien es cierto que su uso todavía no ha sido estudiado lo suficiente en pacientes embarazadas.

Existe cierto miedo al uso de desfibriladores externos. No obstante, la AHA (American Heart Association) indica que el uso del desfibrilador se considera seguro en todas las etapas del embarazo.

¿Qué ocurre si una embarazada se encuentra en riesgo?

Se debe activar la preparación de la sala de operaciones tan pronto como sea posible ya que, si no hay retorno de circulación espontánea a los 4 minutos de dar maniobras se debe realizar una cesárea cuando se llegue al minuto 5. Esto se debe a que, en la mayoría de los casos cuando el útero se encuentra vacío, vuelve la circulación espontánea con mejores resultados maternos y fetales.

En muchos casos cuando la condición de la madre es claramente no viable en los primeros minutos 3 y 4, se procede directamente a realizar la cesárea.

Se considera, cada vez más, la importancia de disponer de formación sanitaria especializada. En Emergency Global System disponemos de los mejores cursos donde, de forma práctica, aprenderás lo verdaderamente importante y te convertirás en todo un profesional. Si quieres conocer más sobre nuestros programas formativos, accede a nuestra página de formación.



A %d blogueros les gusta esto: