Desfibrilador externo automatizado (AED) en caja blanca en la pared - Para qué sirve

Para qué sirve un desfibrilador: Aprende cómo funciona y dónde localizarlo


En este artículo vamos a hablar de un elemento que nos puede ayudar a salvar vidas: el desfibrilador. Repasamos algunos conceptos clave para entender para qué sirve un desfibrilador y cómo y cuándo debemos utilizarlo. Si quieres saberlo todo, sigue leyendo y no te lo pierdas.

¿Qué es un desfibrilador?

Un desfibrilador es un dispositivo que suministra descargas eléctricas al corazón a través de la pared torácica. Este aparato salva vidas por lo que debe estar instalado en los lugares con más afluencia de público.

Aparentemente, se trata de un aparato pequeño que funciona con baterías, pero, además, viene acompañado de un cable de corriente eléctrica, dos electrodos anchos, gel, tijeras, papel absorbente y una máquina de afeitar desechable. Todo lo necesario para realizar la maniobra.

¿Para qué sirve un desfibrilador?

Su función principal es salvar vidas. El desfibrilador se debe utilizar en casos muy concretos, es decir, cuando a una persona está en paro cardiopulmonar. Consecuencia de un paro cardíaco, la persona afectada se encuentra inanimada, sin respirar, por lo que es necesario tener acceso a un desfibrilador cerca para que, en esa situación de emergencia, se pueda socorrer a la víctima.

Los pasos que seguir cuando una persona se encuentra en parada cardiopulmonar son los siguientes:

  • Llamar al cuerpo de emergencia médica
  • Realizar un masaje cardíaco en caso de que la víctima no respire o lo haga de manera anormal. Para comprobar si la victima respira, se debe controlar si el pecho de la victima se eleva regularmente y, también, colocar la oreja cerca de la boca para ver si se escuchan ruidos respiratorios.
  • Busque el desfibrilador más cercano.

¿Cómo y cuándo debemos usar un desfibrilador?

La mayoría de los dispositivos vienen con instrucciones de uso (muchas guiadas por voz) de modo que cualquier persona en caso de urgencia podría usarlo y salvar una vida.

Gracias a los sensores que posee, este dispositivo analiza el ritmo cardíaco por lo que, facilita determinar cuándo es necesario realizar la descarga y a qué nivel de intensidad se debe realizar.

Una vez posea el desfibrilador en sus manos, úselo de inmediato. Los pasos de uso son los siguientes:

  • Debes comprobar si se trata realmente de una parada cardíaca. Antes de realizar un DEA, se debe comprobar si realmente la persona no tiene pulso o no respira.
  • Intente despertar a la persona, este paso es muy importante antes de comenzar a realizar cualquier tipo de reanimación cardiopulmonar.
  • Llame a un número de emergencia médica para que los profesionales médicos puedan acudir al lugar donde se encuentre la víctima con todo se equipo necesario. Mantén la calma, informe de tu nombre, lo que está ocurriendo y el lugar donde te encuentres. Ellos se encargarán de darte instrucciones.
  • Realice la maniobra RCP: 30 comprensiones cardíacas y dos respiraciones boca a boca por cada 30 comprensiones. No se debe exceder de 120 comprensiones cardíacas por minuto.
  • Busque el DEA más cercano y úselo.
  • En primer lugar, coloque los electrodos en el paciente, verificando que la piel del paciente donde se colocan esté seca.
  • Si el desfibrilador viene con una máquina de afeitado, es conveniente que, si la víctima posee demasiado pelo, se afeite antes de colocar los electrodos.
  • Para la colocación, el primer electrodo se colocará debajo de la clavícula derecha y el otro en el lado izquierdo del tórax, de 5 a 10 cm por debajo de la axila
  • Si la víctima no se reanima, se debe continuar realizando la maniobra RCP.

¿Dónde se puede localizar un desfibrilador?

En muchos lugares públicos, se cuenta con la presencia de desfibriladores automáticos para su uso en caso de emergencia.

Los establecimientos comerciales, aeropuertos y otros lugares públicos están obligados a contar con un desfibrilador DEA (Desfibrilador Externo Automático).

En Emergency Global System ofrecemos servicios de instalación de desfibriladores para que dispongas de un espacio cardioprotegido. Además, realizamos un mantenimiento para garantizar su correcto funcionamiento y formamos al personal para que sean capaces de realizar maniobras de Soporte Vital Básico a tiempo, lo que aumenta considerablemente la capacidad de salvar una vida en riesgo por paro cardiaco. Si quieres conocer más sobre nosotros y nuestra filosofía única, visita nuestro sitio web o contáctanos.



A %d blogueros les gusta esto: